6 Maneras Para Calmar La Mente

Existen varias maneras de como calmar la mente y las infinitas cantidades de pensamientos que pasan por ella. La mayoría de las personas aprecian un estado de tranquilidad, cuando están bajo presión, preocupados o cuando necesitan concentrarse. Algunas personas piensan que la mente es el cerebro u otra parte del cuerpo, pero esto es incorrecto, es un mecanismo continuo sin forma para percibir y comprender objetos.

Un cerebro hiperactivo es un signo de desequilibrio y puede ser corregida, pero debes querer ver el cambio dentro de ti mismo para que esto ocurra.

 

¿Como calmar la mente de 6 maneras?

Como calmar la mente

  • Decidir si el pensamiento es útil: Incluso si es cierto, esto no significa que sea útil concentrarse en él todo el tiempo. Concentra tu atención en lo útil y deja que el resto se vaya.
  • Amplía tu vista: Si te estás centrado demasiado en los aspectos amenazantes de una situación en lugar de ver todo el panorama lo más probable es que te encuentres ansioso. La ansiedad hace que esta se contraiga y se centre en la amenaza inmediata sin considerar el contexto más amplio., piensa si el problema te importará en 5 o 10 años e incluso si es tan importante como crees que es.
  • Permanece en el presente: Sólo porque algo negativo pasó en alguna oportunidad no significa que tenga que suceder hoy. Pregúntate si las circunstancias, tu capacidad de afrontamiento y de conocimiento han cambiado desde la última vez.
  • Levántate y ponte en marcha: Preocuparse por un problema sin crear una solución no te ayudará a resolver el problema. Cuando estas atascado en una situación puedes interrumpirla levantándote y moviéndote o haciendo alguna actividad de manera que puedas obtener una perspectiva diferente.
  • Practica la atención plena: Pon en práctica el observar tus pensamientos, en lugar de reaccionar automáticamente a ellos. Concéntrate en lo que te atrae y lo que te hace querer huir.
  • Enfócate en la experiencia directa: La mente tiende a componer historias sobre quién eres, sobre tu seguridad y amabilidad. Sin embargo, no todas estas historias son exactas porque a veces la percepción puede estar sesgada por experiencias pasadas negativas.

Relajar la mente para dormir

Relajar la mente para dormir

  • Ejercicios de respiración: cuando se está divagando en pensamientos que quitan el sueño, la respiración sigue el ritmo de estos. En lugar de concentrarte en una cosa u otra, al controlarla esta entrará en un ritmo constante y regular ayudándote a preocuparte menos.
    Los ejercicios de respiración profunda hacen maravillas cuando se trata de conseguir un poco de serenidad. Practícalos a diario y en momentos de estrés.

• Cierra la boca y respira profundamente por la nariz. Procura que la inhalación dure al menos cuatro segundos.
• Mantén la respiración durante unos segundos más para luego exhalar en un conteo de ocho segundos.
• Repite esto al menos cuatro veces.

Siéntete libre de ajustar el tiempo de cada inhalación y exhalación, pero asegúrate de que la exhalación tenga una duración el doble de tiempo que la inhalación.

  • Relajación muscular progresiva: este es un proceso por el cual tensas y luego relajas todos los músculos del cuerpo. Hacer esto altera el estado mental ayudando a mantenerte tranquilo.

• Comienza tensando los músculos de la cara de uno en uno. Estos pueden incluir fruncir el ceño, la mandíbula, frotar la frente y elevar las cejas.
• Luego de esto permite que cada uno se relaje.
• Cuando termines con el rostro, baja al cuerpo hasta que lo hayas hecho con todos.

Mantenlos tensos durante 10-15 segundos cada uno antes de soltarlos con el fin de obtener la mayor relajación del proceso.

  • Practica la meditación: en este proceso buscas aclararla concentrándote en un pensamiento especifico, lugar, palabra, color u objeto.

• Sentado o acostado en una posición cómoda piensa u ora acerca de una cosa específica.
• Toma unos diez minutos con el fin de despejarte por completo.
• Mantén los ojos cerrados para ayudarte a enfocarte.
• Usa imágenes guiadas para ayudarte a despejar los pensamientos.
• Imagínate en un lugar, real o ficticio en el que sientas paz.

  • Aromaterapia: existen olores calmantes que ayudan a relajar. Estos incluyen aromas como lavanda, menta y eucalipto.

Colócalos en tu piel. Alrededor de las sienes, en el interior de las muñecas y los codos. Estos son algunos de los lugares más cálidos y trabajaran para difundir el olor más rápido.

El cerebro hiperactivo está siempre pensando en el pasado o en el futuro. Concéntrate en vivir en el ahora y serás capaz de liberar aquello que no puedes controlar. Comprende que el pasado no puede cambiar y que el futuro no ha ocurrido.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.