5 Pasos Para Calmar La Ira

En algún momento de nuestras vidas nos hemos enfadado mucho y eso es normal, pero, cuando experimentamos una ira abrumadora podemos llegar a dañar nuestra salud mental y la física sin poder evitarlo, hoy sabrás como calmar la ira cuando surge para tener una vida más placentera. Todas las personas en el mundo se enojan, pero todos sabemos que perder el control no es bueno para ti ni para quienes te rodean.

Cuando no puedes controlarlo, fácilmente puedes irte a los golpes, conducir imprudentemente e incluso ponerte en peligro, aprende como controlar el enojo rápidamente como un estado emocional que varía en intensidad; de leve irritación a intensa furia y rabia. Inclusive logramos lastimar las relaciones con las personas que nos rodean, como controlar la ira y la agresividad teniendo problemas subyacentes como el presentar un trastorno mental que arrastremos desde hace mucho tiempo, se debe controlar todas las emociones por nuestro bien, nada en exceso es bueno.

5 Pasos para controlar la ira

Como calmar la ira

  • Establece una mejor comunicación: Es natural ponerse a la defensiva cuando eres criticado, pero trata de no pelear; en su lugar procura escuchar lo que está debajo de las palabras.
  • Utiliza el humor: Ayuda a desactivar la rabia, logras tener una perspectiva más equilibrada así como también ayudas cuando te encuentras siendo irrazonable en tu discusión.
  • Piensa y escribe antes de hablar: Tómate unos minutos para organizar tus pensamientos antes de decir algo.
  • Evita guardar rencor: El perdón es una herramienta poderosa, si permites que el cólera y otros sentimientos negativos bloqueen los positivos puede que te llenes de amargura durante el calor de la discusión.
  • Toma un tiempo de espera: Tomar pausas cortas durante algunos momentos del día que tienden a ser estresantes, te ayudarán a sentirte mejor y preparado para manejar cualquier situación que te espere.

¿Cómo canalizar esta patología para tener un mejor desempeño?

Como canalizar esta patología

  • Expresar: Cuando se trata de una manera asertiva-no agresiva es la forma más saludable de lidiar con ella, Para hacer esto; se tiene que aprender a conocer cuáles son tus necesidades y cómo conseguirlas sin lastimar a otras personas.
  • Suprimir: La ira puede ser suprimida, luego convertida o redirigida; esto sucede cuando puedes inhibir o reprimir el enojo y convertirlo en un comportamiento más constructivo, el peligro en este tipo de respuesta es que si no se permite la expresión externa puede girar hacia adentro causando malestar en el organismo.
  • Calmar: Esto significa no sólo controlar el comportamiento externo, sino también controlar las respuestas internas; es decir, tomar medidas para bajar el ritmo cardíaco, mantener la calma y dejar que los sentimientos disminuyan.

Aprender a controlar la ira es un reto para cualquier persona. No dudes en buscar ayuda si parece que estás fuera de control y haces cosas que luego lamentas o lastiman a quienes te rodean. De igual manera, recuerda que si puedes perdonar a alguien que te hizo enojar, aprendes de la situación y fortaleces la relación.

 

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.