3 Remedios Naturales Para Calmar El Dolor De Riñones

Quizás no hay dolencias mayores que las incomodas que se originan en las inmediaciones de nuestros riñones, cuando estas se desencadenan; lo primero que nos viene a la mente es como calmar el dolor de riñones que son los problemas relacionados con la falla renal y como es bien sabido no necesariamente ataca a personas mayores. Por lo tanto, hay que estar precavido y en guardia para que, una vez percibido una anomalía en esta área, tomemos las consideraciones correspondientes para tratarla.

Pero además de esta patología, muchas enfermedades o afecciones pueden causar malestar en este órgano tan importante. Por ende, es fundamental, para evitar episodios de angustia y preocupación infundada, deberás conocer cuáles de estas pueden ser detonantes de ello y, así mismo, conocer qué podemos hacer para tratar de disminuir sus agudos síntomas.

3 Remedios naturales para el dolor de riñón

Remedio casero para el dolor de riñón

  • Sandía: Famosa por sus propiedades diuréticas, la sandía ayudará a depurar a tu organismo y, en especial, a los órganos que efectúan esa función en el cuerpo. Puede intentar probarla como más te apetezca: ya sea comerla directamente, tratar de hacer una ensalada con ella o, por el contrario, disfrutarla en un licuado para potenciar sus beneficios.
  • Arándano: Este es un potente remedio natural para las afecciones renales o urinarias. Funciona depurando la zona de todos aquellos patógenos que puedan estar alojados allí y sus beneficios en el organismo se prolongan por alrededor de 8 horas continuas.
  • Infusiones de té: Como el de jengibre, el de diente de león, el de margarita o de espárragos son famosos por sus capacidades analgésicas que disminuyen la sensación focalizado solo después de unos minutos de ser ingeridos. Además de esto, también te mantendrán hidratados por los que sus beneficios son dobles para ti.

Aliviar el dolor en los riñones en 3 pasos

Como calmar el dolor de riñones

  • Beber mucha agua: Los riñones necesitan de mucho líquido para poder funcionar con normalidad. Por tanto, si este escasea, es muy común que empiece a funcionar con alguno que otro problema. Por esta razón, lo primero que debemos hacer en ingerir entre 1,5 y 2 litros de agua durante el primer día para incentivar a que vuelva a trabajar sin ningún tipo de incomodidad.
  • Descansar con una siesta: Tanto estrés provocado por esta patología no es nada sano para tu organismo. Si este está estresado, es muy complicado que se lleve a cabo un recuperamiento rápido y eficaz; por tanto, prueba con tomar una siesta de una hora para tratar de relajar a todo tu organismo.
  • Aplicar compresas calientes: En la zona en donde percibas que el dolor es más punzante o superior. De igual forma, puede probar con aplicar hielo directamente en la superficie de tu cuerpo para, de esta manera, adormecer un poco el área y evitar que el síntoma te perturbe más de lo habitual.

Como hemos dicho con anterioridad, si, después de aplicar todo lo que hoy has aprendido, si el dolor aún persiste con insistencia deberás acudir a un especialista para indagar cuál puede ser su causante. Recuerda que, de tratarse de una patología grave, actuar con rapidez y desde el comienzo es fundamental para experimentar una mejora satisfactoria.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.