Como Calmar El Dolor de Espalda: 3 Ejercicios Sencillos





Como calmar el dolor de espalda cuando te das cuenta de la importancia de tu cuerpo y lo afecta una herida o algún problema. Así sucede, por ejemplo, con los dedos de las manos o los pies, la espalda tampoco escapa a esta realidad. Un problema en la zona trasera de nuestro tronco puede ser no solo muy dolorosa, sino también muy privativa de la mayor parte de actividades que hacemos.



Otras actividades como cocinar, hacer ejercicios, asistir a clases o estar en el sofá se convierten de la noche a la mañana en vivencias casi traumáticas por las posiciones que asumimos sin estar consciente de que lo hacemos, por tal motivo, se debe hacer las cosas bien y con calma para no tener efectos secundarios.

Como aliviar el dolor de espalda

Ejercicios para eliminar el dolor de espalda
ejercicios para el dolor de espalda

Ejercicio 1

  • Tener a la mano una colchoneta de gimnasio, o en su defecto un colchón de bebé o que al menos sea delgado. Lo que debes hacer es acostarte complemente derecho, con las manos a los costados, como si de estar firmes se tratase.
  • Ahora se deben elevar las piernas hasta traer las rodillas al pecho. Para mantener esta posición sin dificultad debes sostener la zona de la tibia y peroné con las manos, cruzando los dedos. La cabeza debe siempre estar sobre el suelo.
  • Este ejercicio estira los músculos de la columna, dando alivio al practicante. Mantener esa postura un minuto es lo ideal, luego vuelves a la inicial, también por un minuto, y repites al menos unas cinco veces.

Ejercicio 2

  • Este es un poco más difícil que el anterior y requiere igualmente un soporte en el suelo: primero te ubicas en la posición inicial del caso anterior, luego asumes la posición final.
  • La clave ahora es dejar caer las rodillas a los costados, siempre juntas, para hacer estiramientos también de los laterales. No es necesario que toquen el suelo, pero sí que el tórax se mantenga lo más derecho y firme posible de tus posibilidades.
  • Se repite igualmente unas cinco veces, volviendo siempre a la posición inicial y manteniendo las rodillas en cada costado al menos por treinta segundos.

Ejercicio 3

  • Con un grado de dificultad más leve puede hacerse incluso sobre una cama que tenga cabecera alta. Acá lo que debes hacer es ubicar las piernas en una zona elevada, estiradas, y que se mantengan firmes.
  • Ahora debes tratar de tocar tus rodillas con las muñecas, procurando no levantar la cabeza del apoyo. Si lo haces con facilidad por ser una persona flexible entonces simplemente trata de tocar más allá, hasta que sientas que se estiran los músculos de la zona superior de tu espalda.

Como calmar el dolor de espalda

como calmar el dolor de espalda naturalmente
Masajes para aliviar el dolor de espalda
  • Ponerte una faja

La compresión que genera este tipo de prenda es ideal para eliminar el dolor. Lo mejor es que la aprietes lo suficiente para que dé firmeza al tórax, pero permitiendo, claro está, el que respires con comodidad. Ahora debes acostarte en el suelo, sin usar almohada ni nada parecido, hacer respiraciones profundas y en un par de minutos notarás que el malestar ha disminuido. Pero debes tener en cuenta que si retiras la faja la pérdida de compresión puede hacer que el problema vuelva.

  • Recibir un masaje

Es quizás una de las alternativas más sencillas y fáciles de poner en práctica. Un familiar o tu pareja puede masajear la zona de la columna con ayuda de una simple crema hidratante, haciendo movimientos que van desde la parte lumbar hasta la zona media de la columna. Una de las opciones más efectiva es hacer caminar a un niño pequeño para sea con los pies y con su peso como se dé relajación a la tensión que sientes en tu espalda. En este caso no se usa una crema ni nada por el estilo, pues se trata de masajes de fuerza.

  • Un baño con agua caliente

Esta terapia es más efectiva cuando se realiza en bañeras, pero en caso de no tenerse, mojar la zona con el agua tibia te brindará alivio inmediato. Otra manera de recibir las bondades del calor es humedecer una toalla en agua caliente y ubicarla en la parte que más duele, dejarla hasta que enfríe, luego exprimir y repetir la operación.

  • Aplicar hielo

Es la terapia más usada para combatir dolores. Ubicar en una bolsa especial para hielo uno cuantos cubos fríos y apoyarla sobre la zona trasera, dará calma al malestar en pocos minutos. Se pueden envolver también en una toalla seca o en varias bolsas plásticas.

Con cualquiera de estas alternativas podrás encontrar paz a ese dolor que te impide vivir el día a día con normalidad. No está de más mencionar que puedes adquirir analgésicos de venta libre, que debes consumir siguiendo las indicaciones del producto. No tendrás además ningún problema con tomar ese tipo de comprimidos y probar a la vez cualquiera de estas soluciones.

Vídeo: Que hacer para aliviar el dolor de espalda

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.